-43%Agotado

Generador de ozono doméstico

1.050,00 IVA incluido 945,00 IVA incluido

En vista de la situación por la que está pasando el PLANETA a causa de COVID19, GRUPO LAMPIER a decidido incorporar a su catálogo de productos equipos de OZONO fabricados en Europa, cumpliendo todos los estándares CE y los certificados.

Sin existencias

EAN: N/D Categorías: ,
Descripción

En vista de la situación por la que está pasando el PLANETA a causa de COVID19, GRUPO LAMPIER ha decidido incorporar a su catálogo de productos equipos de OZONO fabricados en Europa, cumpliendo todos los estándares CE y los certificados.

Valoraciones (0)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Generador de ozono doméstico”

El Ozono es uno de los mayores desinfectantes de la naturaleza, y estudios demuestran su eficacia contra virus como el bacteriófago MS2, Norwalk, poliovirus 1, el de la hepatitis A y el Coxackievirus.

Es importante destacar la seguridad que aporta la ozonoterapia bien aplicada, y no se debe olvidar que es un gas considerado como BIOCIDA y por tanto, es de vital importancia, siempre que se adquiere un equipo con estas prestaciones, la validez y autenticación de los certificados y sellos de calidad, de lo contrario, podrían ocasionar graves daños en la salud de las personas.

EL OZONO es un potente oxidante que se utiliza desde hace más de 100 años para desinfectar. Esta desinfección se produce porque, al entrar en contacto con impurezas como virus, hongos o bacterias, el ozono se transforma en oxígeno (O2) dejando suelto un radical libre, de gran poder antioxidante. Este, reacciona de inmediato con la molécula orgánica más cercana y la degrada. Si la concentración de el ozono es la suficiente y durante el tiempo necesario, muchas de estas partículas morirán o quedarán inactivas. Por eso, el ozono se utiliza como desinfectante, pero principalmente en los tratamientos para el agua potable y en la industria alimentaria para desinfección de útiles o cámaras cerradas e incluso para desinfectar frutas y verduras en forma de agua ozonificada.

NOTA IMPORTANTE: No hay evidencias de que el ozono puede eliminar virus COVID-19, tampoco hay estudios que determinen que sea eficaz contra e SARS-CoV-2.

Los desinfectantes con OZONO son recomendables para:

  • Eliminar olores.
  • Higiene de alimentos
  • Lavado de manos y enjuagues bucales.
  • Desinfección de cepillos dentales.
  • Tratamiento de agua potable
  • Desinfección de ropa, calzados, etc.
  • Y otras muchas más aplicaciones para tu casa.

¿Sabías qué?
La primera vez que se utilizó el ozono para desinfectar el agua fue en 1893. Desde entonces la desinfección con ozono ha ido ganando en popularidad y es empleado cada vez más por industrias y hogares.

Las principales ventajas que aporta el uso de ozono al agua son:

  • No colorea el agua.
  • El ozono elimina el olor y sabor del agua.
  • Elimina residuos.
  • No afecta al pH del agua
  • Su uso es compatible con otros tratamientos.

Características técnicas:

  • Estructura: ACERO CON PINTURA EPOXI
  • Colocación: DISPOSITIVO DE PARED
  • Produccción: ACTIVADOR DE OXIGENO ACTIVO
    • Elevado por oxidante.
    • Mayor capacidad de degradar compuestos orgánicos complejos no biodegradables.
    • Higienización y desinfección de ambientes.
    • Degrada olores no deseados.
    • Acción bactericida y bacterioestatica de amplio espectro.
  • Funciones:
    • Temporizador 2 time: (5′ – 15′).
    • Ventilación forzada.
    • Compatible para la domótica.
    • Mando a distancia.
  • Producción de oxigeno activo: Sistema automatizado para la conversión de Oxigeno en Oxigeno Activo 500 mg/h~
  • Dimensiones: 317mm x248mm x106mm.
  • Potencia absorbida: 27W

No usarse en presencia de personas
Los aplicadores deben contar con los equipos de protección adecuados, los conocidos EPIS.
Al ser una sustancia química peligrosa, puede producir efectos adversos. En el inventario de clasificación de la ECHA (Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas) se notifica la clasificación de esta sustancia como peligrosa por vía respiratoria, irritación de piel y daño ocular.
Se deberá ventilar adecuadamente el lugar desinfectado antes de su uso.
Puede reaccionar con sustancias inflamables y puede producir reacciones químicas peligrosas al contacto con otros productos químicos.